Estudio Kacowicz Bercovici

Río Branco 1446 esc.401 - Montevideo / Uruguay
Teléfono: +598 9359 3081
E-mail: estudio@kbcontadores.com.uy

Residencia Fiscal en Uruguay

Residente Legal Uruguayo - Residente Fiscal Uruguayo

Diferencias

Residente Legal Uruguayo y Residente Fiscal Uruguayo son categorías independientes entre sí.

La residencia Legal se otorga a aquellos extranjeros con ánimo de residir en forma permanente en el país debiendo iniciar un trámite ante el Ministerio del Interior Dirección Nacional de Migración.

La residencia Fiscal establece el régimen impositivo aplicable a cada persona.

  • A un residente fiscal se le aplica el IRPF.
  • A un no residente fiscal se le aplica el IRNR.

Residencia fiscal uruguaya

Con fecha 11 de junio de 2020 se promulgó el Decreto No 163/020, mediante el cual se flexibilizan los requisitos exigidos a efectos de poder tramitar la residencia fiscal en nuestro país, como forma de incentivar la inversión extranjera.

Hasta la publicación del nuevo decreto, las causales para poder tramitar la residencia fiscal eran las siguientes:

  1. Permanencia en nuestro país por un mínimo de 183 días durante el año civil. Recuérdese que las ausencias “esporádicas”, siempre que sean eventuales y no superen los 30 días seguidos no interrumpen el cómputo, computándose todos los días de presencia efectiva, sin necesidad de pernocte.
  2. Intereses vitales en nuestro país: residencia de cónyuge y/o hijos menores.
  3. Núcleo principal de actividades: cuando las rentas generadas en el país sean mayores a las del resto del mundo.
  4. Intereses económicos en Uruguay:
    • Tenencia en nuestro país de inmuebles por más de 15.000.000 UI (USD 1.500.000).
    • Inversiones en empresas que cuenten con proyectos de inversión por más de UI 45.000.000 (USD 4.700.000).

Flexibilización de causales

El nuevo decreto, impulsando la política de promoción de inversiones llevada adelante por parte del Poder Ejecutivo, agrega dos causales adicionales para poder obtener la residencia fiscal en nuestro país, en el entendido que la persona posee sus interese económicos en Uruguay:

  • Inversiones en inmuebles por UI 3.500.000 (USD 370.000) siempre que se realicen a partir del 1o/7/2020, y se verifique una permanencia en Uruguay por un mínimo de 60 días durante el año civil.
  • Inversiones en empresas por un valor mayor a UI 15.000.000 (USD 1.500.000), siempre que se realicen a partir del 1o/7/2020, y generen al menos 15 nuevos puestos de trabajo directos en relación de dependencia a tiempo completo durante el año civil.

Es importante tener presente que si bien varios extranjeros desean obtener la residencia fiscal en nuestro país, puede ocurrir que alguna persona cumpla con alguna de las condiciones recién detalladas, pero no desee ser residente fiscal uruguayo, ya que esto podría implicar por ejemplo, tributar IRPF por las rentas del exterior luego de transcurridos 5 años, solo por el hecho de tener un inmueble costoso de veraneo en Uruguay.

Es por este motivo que se prevé que las causales anteriores permiten obtener la residencia fiscal en Uruguay, siempre que el contribuyente no acredite su residencia fiscal en otro país.

Es importante tener presente también que si un extranjero desea convertirse en residente fiscal de nuestro país por la menor carga tributaria que eso puede suponer en algunos casos, debe analizarse en forma conjunta cuales son las causales que deben cumplirse para poder perder la calidad de residente fiscal en el país donde se encuentra radicado actualmente, ya que esto último depende de la legislación de cada país y no solamente de la obtención de la residencia en Uruguay.

Procedimiento para la obtención del certificado de residencia fiscal

La persona física que desee obtener un certificado de Residencia Fiscal en el Uruguay, debe completar un formulario ante la Administración Fiscal (DGI). La solicitud de dicho certificado debe realizarse por cada año civil.

Tributación del residente fiscal uruguayo

Las personas físicas que adquieran la calidad de residente fiscal en la Republica, podrán optar por tributar el IRNR, por el ejercicio fiscal en que se verifique el cambio de residencia a territorio nacional y durante los 5 ejercicios fiscales siguientes.
Dicha opción podrá realizarse por única vez y exclusivamente con relación a los rendimientos de capital mobiliario.

Solicite una entrevista para conocer más detalles